La nueva estrategia turística de México busca que sus visitantes gasten más

 Redacción.-(EFE).- La nueva estrategia turística de México busca que sus visitantes gasten más y, además, crear un modelo de integración regional a través de la construcción del Tren Maya, uno de los proyectos estrella del presidente Andrés Manuel López Obrador, según su ministro de Turismo, Miguel Torruco.


«Vamos a incrementar los atractivos ancla y los complementarios», explicó Torruco en una conferencia de prensa en la Casa de América de Madrid, donde asiste estos días a Fitur, una de las ferias de turismo más importantes del mundo.
Con la perspectiva de recibir durante este año a 44,8 millones de turistas, México ocupa la sexta posición a nivel mundial y el sector representa un 8,8 % de su Producto Interior Bruto (PIB), de acuerdo con Torruco.
Pero los 23.260 millones de dólares que se estima que gastarán en 2019 esos turistas sitúan al país en el decimoquinto lugar a nivel mundial en cuanto a captación de divisas.
Torruco detalló que, para escalar posiciones en ese ránking, el Gobierno del presidente López Obrador apuesta por el Tren Maya, que atravesará por más de 1.500 kilómetros de vías cinco estados del sureste del país y cuya construcción, que comenzó el pasado diciembre, se espera concluir en cuatro años.
Ese tren, que se financiará en parte con capital privado y cuyo coste se calcula en más de 150.000 millones de pesos (unos 7.389 millones de dólares), «será la máxima expresión de la integración regional en materia turística», subrayó el ministro.
Dentro de esos «atractivos ancla» que el Gobierno quiere desarrollar, Torruco puso como ejemplo a Mexicali, localidad del estado de Baja California donde los chinos que recalaron allí hace décadas para construir el ferrocarril hicieron una ciudad subterránea «que todavía existe, tan asombrosa como las catacumbas de Roma».
Otro ejemplo es el de Mérida, ya conocida por sus zonas arqueológicas y su gastronomía, pero donde «faltaba un toque romántico», en palabras del ministro, que se le dará con un museo y una estatua en homenaje al cantautor Armando Manzanero, nacido en esa ciudad.
La nueva política turística debe tener «un rostro más humano» y ser una «herramienta de reconciliación social», anotó Torruco.
Para ello, el Gobierno quiere dotar de mejores servicios a la población local «de todas las plazas de vocación turística», como Acapulco, Puerto Vallarta, Los Cabos o Cancún, y que todos los proyectos se hagan con apego «a reglas de sustentabilidad», añadió.
«Vamos a consolidar lo existente, no vamos a hacer obras faraónicas», prometió el ministro al argumentar que, ante la imposibilidad de darse el lujo de «dilapidar recursos», es necesaria una «política austera» y «con más creatividad».
Estadounidenses y canadienses conforman el grueso (un 72 %) de los turistas que recibe México, mientras que los procedentes de Europa llegan en su mayoría del Reino Unido (525.000 por año), Alemania, Francia, Italia y España.
Según las cifras preliminares ofrecidas por Torruco, durante 2018 visitaron México un total de 386.000 turistas españoles, un 3,7 % más que un año antes, y su gasto ascendió a 389 millones de dólares, un 5,2 % más que en 2017.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.