Como «carpinteros de Santa Claus», anciano fabrican juguetes para donarlos

Redacción.- Los miembros de una asociación de California, en su mayoría ancianos y veteranos de las Fuerzas Armadas, se han convertido en «carpinteros de Santa Claus» y han elaborado miles de juguetes de madera, cuyos destinatarios serán niños enfermos o en situación de desamparo.
La asociación Carpinteros del Condado de Orange, fundada en 1981, desde hace años convoca a cientos de voluntarios para fabricar juguetes y en la edición de este año ha confeccionado hasta unos 4.000 juguetes, entre carros, camiones, saltamontes en ruedas y cuerdas de saltar, que estos días son embalados en cajas para ser enviadas a organizaciones caritativas locales.
«Muchos de estos niños no tienen mucho, a veces este es el único juguete o el único regalo que tienen para la Navidad», dijo a Efe Bill Rogers, de 82 años y director del programa de juguetes de la organización.
«Le toca a uno el corazón ver a estos chicos, que no creen que les estás regalando estos juguetes», agregó.
Veterano del Ejercito, Rogers aprendió carpintería en la escuela secundaria y, ya de adulto, fue instructor de carpintería en un centro educativo para en la actualidad ser responsable dentro de la asociación de la confección de unos 40 tipos de juguetes.
Canguros, sapos, cunas para muñecas, aeroplanos, tanques, camiones de bomberos y locomotoras son otros de los artilugios que fabrican los voluntarios, cada uno de ellos con una media de cinco horas de trabajo, y algunos con fines específicos.
«A organizaciones como la Alianza para Niños Ciegos les damos juguetes (…) que hacen un sonido, se mueven, les ayuda como un artefacto terapéutico, es algo más que un juguete», explicó Rogers, quien agregó que elaboran otros que animan a niños en cuidados especiales.
Recordó que fue desde la fundación de la asociación que sus miembros comparten la afición por hacer juguetes de madera, pero no fue hasta 1989 que iniciaron la producción en serie tras ser instruidos en «cómo hacer dinosaurios y dragones», y ello motivó la producción de los primeros 125 que regalaron a niños en Navidad.
Rogers cifró en unos 70.000 los juguetes que han construido en los últimos 20 años, los cuales empiezan a ser embalados desde finales de noviembre para ser distribuidos a hospitales pediátricos, centros para niños quemados, centros para niños con cáncer y programas para menores víctimas de abuso, entre otros.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.