Fort Bragg analiza tema sobre asaltos sexuales y consumos de alto riesgo

Fort Bragg acoge  nuevo estudio que aborda el tema de la agresión sexual y el alto riesgo de beber  en hombres soldados entre las edades de 18 y 24 como un problema que también les afecta al igual que a la sociedad civil.
Lindsay Orchowski, psicóloga del personal del Hospital de Rhode Island y profesora asistente en la Universidad de Brown; Cristobal S. Berry-Caban, científico senior en el Departamento de Investigación Clínica del Centro Médico del Ejército de Womack; Y Donna Kazemi, profesora asociada de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte, son los investigadores principales del estudio. Ellos están trabajando en colaboración con Alan D. Berkowtiz, un consultor y experto en materia de prevención de agresión sexual para los militares.
Alan Berkowitz

Alan Berkowitz Foto Archivo Army

«El panorama general es que los militares, al igual que el mundo civil, también corren el asalto sexual y quieren prevenirlo. También algunos soldados tienen problemas con el alcohol. El Ejército está poniendo mucho esfuerzo en abordar ambos problemas «, dijo Berkowtiz. Explica la información publicada en The Paraglide


El estudio de cuatro años, financiado con un aporte de $ 3 millones de dólares de los Programas de Investigación Médica Dirigidos por el Congreso, comenzó en enero con la primera fase del proyecto el cual consta de tres etapas.
«El objetivo final es desarrollar y evaluar un programa de prevención de agresión sexual para hombres soldados con el riesgo de beber», dijo Orchowski. «Un componente importante para avanzar en la ciencia de la prevención de las agresiones sexuales no es asumir que lo que funciona en otras poblaciones también va a funcionar aquí. Es prepararse para tener un enfoque estratégico de base, para entender primero cuál es el problema y cómo se ve la agresión sexual en Fort Bragg «.

La primera fase es la de Desarrollo, explicó Orchowski. Durante esta parte, se realizan encuestas aleatorias y anónimas con varones de 18 a 24 años de edad. Los equipos de encuesta se posicionarán en los gimnasios y otros espacios en Fort Bragg para recoger datos sobre la actitud que rodea el clima de asalto sexual. Los soldados serán compensados monetariamente por tomar la encuesta.

Además, el estudio llevará a cabo grupos focales y entrevistas individuales para «asegurarse de que realmente entendemos el problema antes de poner el enfoque de prevención en su lugar», dijo Orchowski.
La segunda fase consistirá en un pequeño y abierto ensayo del programa de prevención que crean sobre la base de los datos que recopilan. El equipo trabajará con unos 20 soldados para probar el programa piloto y determinar su viabilidad, aceptabilidad y utilidad, dijo Orchowski.
La última fase implementará el programa a una audiencia más amplia y probará su éxito contra otros enfoques de prevención de agresión sexual.
«
Este es un proyecto piloto para traer las mejores prácticas que han tenido éxito en el mundo civil y probaremos en el ejército. La idea es que si tiene éxito, entonces será útil para el Ejército en el futuro «, dijo Berkowtiz.
«Creo personalmente como un experto nacional que al final el sector civil aprenderá de los militares para resolver este problema».
Fuente: The Paraglide
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.