Marineros entre los pájaros.- El Mejor secreto de Elizabeth City

170214-G-LS819-1016-560x437

La oficial de la Guardia Costera Nina Browen y  la mascota, el «Jefe Bert» ,de la Estación Elizabeth City NC

Quizás el secreto mejor guardado de la estación marítima,  en la región del Atlántico medio,  es estar dentro de la instalación más grande de la guardia costera del país,la Estación Aérea Elizabeth City, en el  Noreste de Carolina del Norte.
La Estación Elizabeth City es fácil atravesarla sin darse cuenta de que está allí; ubicada  en un edificio blanco y sin pretensiones de que parece ser parte del complejo de la estación aérea cercana. El embarcadero en el cercano río Pasquotank está a casi cien metros de distancia.
La tripulación de los barcos está acostumbrada a la actividad aérea que la rodea -la estación es también el hogar de la Estación Aérea de Elizabeth City y del Centro de Capacitación Técnica de Aviación (ATTC), donde  el personal alistado son entrenados en sus respectivas profesiones. En consecuencia, la gran mayoría  de personas que van y vienen de la estación marítima cada día están conectadas a la Estación Aérea de la Guardia Costera de alguna manera.

170214-G-LS819-1017-560x374.jpg

Suboficial de la Guardia Costera de los Estados Unidos, Calvin Hernández

«Estar aquí es divertido», dijo el Suboficial Calvin Hernández. «En toda la Guardia Costera, las tripulaciones de barcos y helicópteros deben trabajar juntos para realizar misiones. Muchas veces, las tripulaciones conversan entre sí a través de la radio durante el entrenamiento o en algún caso; pero nunca se reúnen en persona. Aquí vemos gente de la aviación todos los días «.
Hernández reconoció que hay una vieja rivalidad entre el personal de la aviación con el de los barcos, pero explicó cómo el cree esto  hace que el servicio sea más eficiente.
«Nuestras tripulaciones tienen aproximadamente 30 minutos de ventaja cuando se nos notifica de un caso ya que las tripulaciones de helicópteros suelen tardar tanto en salir», dijo. «Siempre nos esforzamos para llegar con seguridad a la escena antes del helicóptero. Estamos en el mismo equipo con el objetivo de salvar vidas, pero trabajar para llegar primero, ayuda a todos a mantenernos enfocados en la misión «.

 

170310-G-LS819-1006-560x374.jpg

Una vista a la Estación Elizabeth City.

Hernández admitió que hay momentos en que es frustrante responder la misión en el agua.
«A veces para casos de búsqueda y rescate, tenemos que remolcar nuestras embarcaciones en vehículo a una hora o más de distancia, salir desde una ubicación remota, luego pasar 45 minutos viajando en el agua antes de llegar a la escena», dijo. «Una tripulación de helicópteros que despega de aquí puede estar en el mismo lugar en 15 minutos una vez que salen. A veces después de un caso,  cuando volvemos a la estación después de largas horas en el agua y encontramos que la tripulación aérea nos reciben con comida en la estación. Siempre es bueno volver, encontrar comida  y sentirse apreciado. «

Por supuesto, cada vez que quieran sentirse queridos, los miembros de la tripulación de la Estación Elizabeth City  pueden recurrir a su perro de estación, el Jefe Bert, por su afecto  incondicional.

«Hay muchas personas que he conocido aquí en la base que saben de nuestro perro , Pero no tienen ni idea de que nuestra estación de barco está aquí y que él nos pertenece «, dijo la oficial Nina Bowen, una de las principales cuidadoras de Bert en la estación.
La tripulación adoptó a Bert, un pastor alemán y antiguo perro de detección de explosivos que trabajó durante seis años en el equipo de seguridad marítima de la Guardia Costera en Galveston, Texas. Él es, indiscutiblemente, el muchacho más popular en base.

 

«Bert me hace sentir como si estuviera en casa cuando estoy aquí», dijo Bowen. «Tengo ganas de llegar aquí y verlo.  Tiene una frescura que atrae a la gente en la base «.
Bowen dijo que después de Bert, lo que más le gusta de la estación de Elizabeth City es la oportunidad de ver todos los trabajos de la Guardia Costera llevados a cabo en los alrededores.
«Tengo suerte aquí», dijo. «Además de la variedad de trabajos que consigo explorar en mi estación, también estoy expuesta a los trabajos de aviación que se realizan justo puertas afuera. Ofrecemos un gran apoyo a los vuelos de entrenamiento de helicópteros en la estación aérea y el centro de entrenamiento. Es genial llegar a estar alrededor de todas esas cosas y ser parte de ella. »
«El equipo de la estación martítima nos permite aquí  en la escuela de entrenamiento de nadadores de rescate ofrecer a nuestros técnicos graduados de supervivencia de la aviación un vuelo de pre-graduación donde terminan una caída libre en el río Pasquotank», dijo un instructor de la escuela Claude Morrissey. La tripulación marina provee una plataforma para recoger a nuestros nadadores del agua, y está allí para responder en caso de que surja cualquier emergencia «.

170310-G-LS819-1005-560x374

Una vista del edificio 53 en la base Elizabeth City, N.C., 10 de marzo de 2017, la localización de la estación Elizabeth City.

Incluso mientras ayudan con misiones de entrenamiento de helicópteros, las tripulaciones de la estación Elizabeth City son responsables de responder a emergencias en un área de responsabilidad que abarca 1.700 millas cuadradas, incluye 10 ríos y tres estrechos, así como el Canal Intracoastal y el Canal Dismal Swamp.
«Operamos en la costa en areas que son muy difíciles de navegar debido a las aguas poco profundas y múltiples peligros para la navegación», dijo Joshua Talys, suboficial de la 1ra clase, en la estación Elizabeth City. «A diferencia de la mayoría de las Estaciones de Guardacostas que normalmente tienen una temporada de búsqueda y rescate en los meses de verano, tenemos una temporada de tránsito, lo que equivale a períodos de tráfico de buques pesados que suben y bajan por el Intracoastal Waterway en los meses previos al verano y el invierno. Nuestro trabajo es asegurar que estos navegantes estén seguros y cumplan con las leyes y regulaciones federales «.
«Dado que tenemos una larga area de responsabilidad- ninguna de ellas es de mar abierto- operamos en una amplia gama de entornos», dijo Hernández. «Hay áreas pantanosas, áreas donde la gente gusta de wakeboard y áreas populares para la pesca. Creo que todos los diferentes rincones y la sinuosidad  con los que tenemos que estar familiarizados es lo que lo mantiene interesante aquí. »
Hernández dijo que hacen todo lo posible para cruzar los rieles en cada uno delos trabajos de cada uno en la estación. «Mucha gente aquí puede hacer cualquier trabajo requerido en la estación», dijo. «Tenemos marineros y técnicos de maquinaria que quieren convertirse en timonel, y tenemos compañeros de contramaestre que trabajan con nuestros ingenieros si necesitan ayuda con un proyecto».
Cuando no están trabajando activamente, los guardias costeros de la base practican deportes, a menudo compitiendo con equipos de diferentes unidades. El equipo de la estación dice que disfrutan de los enfrentamientos de frisbee con los muchachos de  rescate de la tienda de nado. También, juegos de baloncesto contra el equipo de MH-60 Jayhawk de la estación aérea. La competición recreativa mantiene la rivalidad sana viva y que también va en beneficio del servico.
«Esta estación es  única para la Guardia Costera», dijo Talys. «Compartir con la Estación Aérea de Elizabeth City nos da una visión directa de todo el trabajo duro y la formación de los equipos de vuelo todos los días.»
 Fuente: Official Blog of the U.S. Coast Guard. Escrito en Ingles por Petty Officer 2nd Class Nate Littlejohn
 
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.