Pirelli publica las estadísticas del Gran Premio de Australia

La primera carrera de la temporada dio buenas sensaciones. Una vez finalizado el Gran Premio, Pirelli Motorsport, el suministrador de neumáticos, publicó una serie de estadísticas de los distintos compuestos utilizados en la carrera: duración, mejores tiempos, estrategias. Además, Mario Isola mostró sus sensaciones sobre el comportamiento de las nuevas gomas anchas durante la pista de Albert Park.

Tiempos más rápidos:

Durante la sesión del domingo, el piloto más veloz fue Kimi Räikkönen, con las gomas amarillas, logrando un registro de 1:26.538. Con este tiempo, el finlandés superó a su compatriota Valtteri Bottas por 55 milésimas y al vencedor de la carrera, Sebastian Vettel, por una centésima. Respecto al neumático rojo, Max Verstappen fue el más rápido con esta goma con un 1:26.964. Por último, Daniil Kvyat alcanzó, en su último stint, la mejor vuelta con el compuesto morado. Lo curioso es que el mejor tiempo de la carrera, fue con el neumático ‘más duro’ conseguido por el SF70H de Räikkönen.

Orden de vueltas por compuestos:

– Neumático ultrablando: 1º Daniil Kvyat (1:26.711), 2º Kevin Magnussen (1:27.568) y 3º Lewis Hamilton (1:28.117).

– Neumático superblando: 1º Max Verstappen (1:26.964), 2º Daniil Kvyat y 3º Felipe Massa (1:28.045)

– Neumático blando: 1º Kimi Räikkönen (1:26.528), Valtteri Bottas (1:26.593) y Sebastian Vettel (1:26.638).

Duración de las gomas:

La selección de gomas que llevó Pirelli para Australia, era de los más blandos: ultrablando, superblando y blando. Con el compuesto más rápido, el morado, Daniil Kvyat sumó 34 vueltas. Con la goma roja, el superblando, Kevin Magnussen consiguió dar 43 giros al trazado. Mientras que el Mclaren de Stoffel Vandoorne fue el que más se mantuvo en pista, esta vez, con los compuestos blandos sumando 46 vueltas.

Mario Isola, Director de Pirelli en F1:

«Esta nueva era de la Fórmula 1 ha hecho un gran comienzo en Australia. Ahora los pilotos son capaces de empujar fuerte desde el principio hasta el final de cada stint. Esperábamos que la mayoría de pilotos adoptaran una estrategia de una única parada. Con los líderes entrando a poner el blando para el segundo stint estaba claro que llegarían hasta el final. Había poco desgaste y degradación en el circuito. Los pilotos eran capaces de establecer vueltas más rápidas al final de carrera con el compuesto blando que ya tenían más de 30 vueltas».

Fuente: F1aldia/Martín Yuguero Rafar

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.