Proyecto de ley de matrículas reducidas para indocumentados en Carolina Norte

EFE.-Un grupo de legisladores demócratas de Carolina del Norte presentó hoy un proyecto de ley que busca dar matrículas universitarias reducidas a estudiantes indocumentados del estado.

12790864w

EFE

La propuesta HB 734, presentada por los representantes Graig Meyer, Susan Fisher y Pricey Harrison, establece que el beneficio de tarifa reducida se aplicaría a los alumnos que cursen al menos dos años seguidos en una escuela estatal consecutivos antes de su promoción y haberse graduado de la secundaria.
También, calificarían para los beneficios que ofrecería la denominada «In-State Tuition Equity» los jóvenes que hayan obtenido un diploma de GED (examen de desarrollo de educación general) en Carolina del Norte.
Además, la HB 734 determina que si el estudiante no tiene un estatus legal al momento de aplicar a la institución educativa deberá presentar una declaración jurada indicando que presentará una solicitud para legalizar su estado migratorio tan pronto pueda hacerlo.
«Es una muy buena noticia frente a tantos proyectos antiinmigrantes. El costo de la matrícula para un estudiante indocumentado es cuatro a cinco veces más que lo que paga uno considerado residente del estado. Esto es una barrera para que puedan continuar con sus estudios superiores», dijo a Efe Iliana Santillán, coordinadora comunitaria de la organización de El Pueblo.
La HB 734 es el segunda iniciativa de este tipo que se presenta en la actual sesión legislativa.
El 5 de abril, los senadores demócratas Jay J. Chaudhuri y Terry Van Duyn introdujeron el proyecto SB 652, denominado «Aumentar el acceso a la educación superior», que busca realizar una enmienda a los actuales estatutos generales del estado para permitir que estos estudiantes puedan acceder a la educación superior con pago de matrículas de residentes del estado.
Entre en 2015 y 2016 se han presentado tres proyectos de ley de este tipo en la Asamblea General de Carolina del Norte sin resultados positivos.
En la actualidad, un estudiante residente paga unos 1.800 dólares por semestre, mientras que un indocumentado o beneficiario de la Acción Diferida (DACA) paga hasta cinco veces más.
Al menos 19 estados en el país han aprobado legislaciones que permiten a los indocumentados o con DACA recibir la matrícula universitaria de residentes.
Se calcula que en las escuelas de Carolina del Norte hay cerca de 42.000 jóvenes indocumentados y centenares se gradúan cada año.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.